¿Es buena idea recurrir a un crédito rápido?

General 8 de Febrero de 2018

Todos hemos escuchado hablar de los créditos rápidos y en la mayoría de los casos de una manera que nos ha echado atrás a la hora de pensar en contratarlos. Dos son las cosas de las que se les acusan y que hacen que muchas personas desconfíen:
-Las financieras que los ofrecen son totalmente desconocidas. Incluso se habla de que en muchos casos los que están detrás son organizaciones que funcionan como auténticos usureros, pudiendo hacer que la deuda no acabe de ser saldada nunca.
-Incluso si se trata de financieras que son de fiar, los intereses son muy caros. A cambio de la comodidad de gestionar el préstamo desde casa estaríamos pagando intereses muchísimo más elevados que si quisiéramos pedir esa misma cantidad de dinero en el banco de toda la vida.
La demostración de que esto no siempre es cierto
La demostración de que estos argumentos no son siempre ciertos la tenemos al pedir créditos en Cofidis. Estamos hablando de una financiera de sobras conocida y que tiene muy buenas críticas por parte de quienes utilizan sus servicios. Cuando los propios clientes son los que la recomiendan, poco más hay que decir.
Pero es que además, si se comparan los intereses del Crédito Proyecto, su producto estrella, con el de los bancos, nos damos cuenta de que en muchos casos son incluso más bajos, por lo que estamos ante un producto que realmente merece la pena contratar.
A todo esto se une la facilidad con la cual se pueden realizar las peticiones ya que puede hacerse por teléfono, por internet o resolver los trámites por correo ordinario. Más fácil imposible.
Créditos rápidos y seguros
Estos créditos rápidos pueden ser muy seguros tal y como acabamos de ver, siempre que se sepa elegir bien a la financiera en cuestión con la que se va a trabajar, ya que hay que decir que no todas trabajan igual ni tienen el mismo prestigio.
Y son rápidos porque en cuestión de pocos minutos puedes saber si tienes el préstamo preconcedido. Tras esto, solo tendrás que enviar la documentación y en pocos días tendrás la respuesta definitiva y el dinero en tu cuenta corriente para ir devolviéndolo en cómodos plazos.
Como ves, el hecho de que un crédito sea rápido no tiene por qué suponer menos garantías o un mayor precio que un crédito de tu banco de siempre.

Los comentarios están cerrados



Navegación

Archivos

Entradas Recientes

Comentarios Recientes